El Ritmo, la base de cualquier obra

La base de toda obra es su devenir en el tiempo y de qué forma van sucediendo los diferentes eventos musicales.

La división de la unidad de tiempo musical se llama pulso. Así como uno es consciente del pulso constante del cuerpo, o del latido del corazón, al componer, interpretar o escuchar música uno es consciente de una sucesión periódica de latidos.

El ritmo del compás fundamental se llama tempo (en italiano: «tiempo»). Las expresiones tempo lento y tempo rápido sugieren la existencia de un tempo que no es ni lento ni rápido sino más bien «moderado».

Se supone que un tempo moderado es el de un ritmo natural de marcha (76 a 80 pasos por minuto) o el de un latido del corazón (72 por minuto).

El tempo de una pieza musical indicado por un compositor no es, sin embargo, ni absoluto ni definitivo.

Ritmo

En la interpretación es probable que varíe según las ideas interpretativas del intérprete o según consideraciones tales como el tamaño y la reverberación de la sala, el tamaño del conjunto y, en menor medida, la sonoridad de los instrumentos.

Un cambio dentro de esos límites no afecta a la estructura rítmica de una obra.

El ritmo de una obra nunca es inflexiblemente matemático. Es imposible adherirse de manera musical al ritmo metronómico durante cualquier periodo de tiempo.

En un pasaje de punto flojo puede ser necesario un aumento del tempo; en un pasaje abarrotado puede ser necesario una disminución.

Tales modificaciones del tempo, conocidas como tempo rubato es decir, «tiempo robado» son parte del carácter de la música.

El rubato necesita el marco de un ritmo inflexible del que pueda partir y al que deba volver.

La mente aparentemente busca algún principio organizador en la percepción de la música, y si una agrupación de sonidos no está objetivamente presente impone una propia.

Analisis Ritmo
Metrónomo

Los experimentos muestran que la mente instintivamente agrupa sonidos regulares e idénticos en dos y tres, acentuando cada segundo o tercer compás, y así crea a partir de una serie monótona una sucesión de compases fuertes y débiles.

En la música tal agrupación se logra haciendo periódicamente una nota más fuerte que las otras. Cuando se produce a intervalos regulares, los latidos caen en medidas de tiempo naturales.

¿Te ha gustado? Comparte esta entrada.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Telegram

Últimas entradas

Notas De Adorno Armonia Y Análisis

Notas de Adorno

Conceptos Básicos Tipos de Notas de Adorno Nota de paso: Floreo (Bordadura): Elisión (Escapada y Cambiata): Anticipación: Apoyatura: Retardo: Cada uno de estos adornos tiene

Leer más »